miércoles, 11 de julio de 2012

Hay veces que sí bailo


Que sí, que la polka la bailé. Porque estaba a gusto y me pareció una bonita manera de acabar unos días de formación nosóloTIC. De vuelta a casa y al cole (que si, que sigo en el cole) me he puesto a hacer mi repaso escrito a esos tres días pero me está resultando muy muy difícil.
En un día malo para los recortes sociales, para toda esa gente que lo está pasando mal, solo me sale dar las gracias a toda esa gente que tiene ilusión en su trabajo. Y vamos a dejarnos de pamplinas. Hay que pensar en la lucha dura quitándonos la vocación de nuestra cabeza. Si no nos olvidamos de los niños y niñas vamos a conseguir  que sigan apretando la cuerdina a su gusto.
Lo siento pero estoy en el lado duro y puede ser que oscuro. Si hay que pelear, lo voy a hacer con todas las consecuencias. Y en clase seguiré siendo la mejor maestra del mundo (pero solo entre las cuatro paredes de mi aula).


No hay comentarios:

Publicar un comentario